| Actualizado: 13:19:17 hrs.
 
Principal

Noticias

Otros medios

Indicadores

Empleo

Publicidad en SC

Anúnciese ya
Servicio sponsor
BlackBerry

Fuentes

Búsqueda:

   Avanzada                                                     Quiénes somos


‘El Chapo’ Guzmán sigue en problemas para encontrar abogado

Joaquín “El Chapo” Guzmán, el narcotraficante mexicano que está a la espera de ser juzgado en Nueva York, quiere contratar abogados privados. Pero estos podrían tener que unirse al caso sin tener ninguna garantía de recibir alguna retribución.

     El gobierno de Estados Unidos quiere confiscarle 14 mil millones de dólares de  presuntos beneficios producto del narcotráfico a Guzmán si es condenado, lo que podría hacer que sus pagos a los abogados sean vulnerables al decomiso.

     En una documento presentado en la corte hace unos días, el gobierno de Estados Unidos se negó a dar una “garantía general y prospectiva” de que los fiscales no intentarán incautar los honorarios legales pagados por Guzmán. Guzmán ha firmado acuerdos provisionales con cuatro abogados privados, quienes quieren saber que podrán recibir sus honorarios antes de acordar formalmente unirse al caso.

     En una audiencia celebrada en la corte federal de Brooklyn, el juez federal Brian Cogan dijo que no presionaría al gobierno para que hiciera esa promesa a los abogados. Dijo que los abogados privados tienen que decidir pronto si quieren representar a Guzmán para asegurar que no se demore el juicio, que está programado para comenzar el 16 de abril de 2018.

     Desde la extradición de Guzmán a Nueva York en enero pasado, él ha estado representado por defensores federales de oficio, que son pagados con dólares de los contribuyentes.

     Guzmán se ha declarado inocente de 17 cargos criminales, entre ellos narcotráfico, lavado de dinero y conspiración para cometer asesinato.

     Guzmán quiere contratar a un equipo liderado por Jeffrey Lichtman, conocido por obtener la absolución de John A. Gotti, hijo del notorio jefe de la mafia. El equipo también incluye a A. Eduardo Balarezo, William Purpura y Marc Fernich, todos los cuales han tenido experiencia defendiendo maleantes o narcotraficantes.

     Lichtman dijo que el equipo de defensa espera llegar a un acuerdo con los fiscales para ver “lo que podemos hacer para recibir el dinero”, dijo Balarezo que no está dispuesto a representar a Guzmán de forma gratuita.

     En la actualidad, el gobierno podría congelar las cuentas bancarias de los abogados cuando se transfieran los honorarios legales, dijeron los abogados.

     “Esto todavía es Estados Unidos, el hombre no sólo merece decidir quién lo asesora legalmente, sino que también merece un juicio justo”, dijo Lichtman.

     Guzmán ya se reunió con un miembro de su familia para discutir el pago de sus honorarios legales, dijo Lichtman. La reunión se llevó a cabo en un centro de detención de Manhattan, donde Guzmán ha estado en régimen de aislamiento durante 23 horas diarias. Él ya se escapó dos veces de prisiones de alta seguridad en México.

     Un tema de discusión de la reunión fue cómo dicho miembro de su familia puede demostrar al gobierno estadounidense que los fondos no son resultado del narcográfico, dijo Lichtman.

     Hasta que no sea resuelto el pago de los honorarios legales, Guzmán continuará dependiendo de los defensores de oficio. Un equipo legal privado podría dedicar más tiempo complejo al caso, que gira en torno a las acusaciones que abarcan casi tres décadas y que se espera que involucre a docenas de testigos.

     El juez Cogan ya le dijo al gobierno que entregue copias de las evidencias a la defensa de una manera más diligente, dado el periodo necesario para prepararse antes del juicio.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

Copyright © 2017 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

 

 

 NUEVO

Por qué ahora los mercados de Corea del Sur están en auge

Las acciones de Corea del Sur retrocedieron y la moneda del país cayó a un mínimo de cuatro semanas después que Estados Unidos y Corea del Norte intercambiaron amenazas recientemente.

Aun así, muchos coreanos dijeron que seguirán comprando acciones, la última señal de que muchos inversionistas están renuentes a retirarse de los mercados bursátiles mundiales que se han recuperado este año.

Por ejemplo, la bélica retórica no disuade a la ávida inversionista en acciones Park Young-sook.

La propietaria de una escuela privada de suburbio Suwon de Seúl, de 60 años, ha estado invirtiendo dinero en acciones surcoreanas durante más de una década, y ha visto intensificarse y disminuir las tensiones con el vecino norteño del país con mucha frecuencia.

Ella considera que la beligerancia norcoreana es en gran parte irrelevante en el desempeño de su cartera --o una oportunidad de comprar más si el mercado cae.

“A largo plazo, el riesgo que implica Corea del Norte es una oportunidad de inversión”, dijo Park. “Nuestro país o compañías no quebrarán debido al riesgo que supone Corea del Norte”.

La gente como Park es una razón importante por la que el mercado de valores de Corea del Sur se está manteniendo cerca de sus niveles máximos históricos a pesar de la escalada de palabras beligerantes entre el presidente estadounidense Donald Trump, que amenazó a Corea del Norte con “fuego y furia”, y los líderes norcoreanos, que respondieron que el país estaba considerando un ataque con misiles a una base militar estadounidense localizada en Guam.

El índice bursátil de referencia coreano, el Kospi, cayó ligeramente de su récord de dos mil 451.53 puntos en julio, y cayó 1.1% el miércoles pasado a dos mil 368.39. El won también se debilitó a un mínimo de cuatro semanas de 1.135 por dólar.

El costo de los swaps de riesgo crediticio de Corea del Sur --derivados que permiten a los inversionistas cubrirse contra un impago soberano-- aumentó en julio, una señal de que algunos inversionistas pensaron que los riesgos en el país estaban subiendo.

A pesar de todo, el Kospi ha subido 17% este año, lo que lo convierte en uno de los índices bursátiles con mejor desempeño del mundo. En julio, registró su primera racha ganadora de ocho días en seis años, a pesar de la serie de pruebas de misiles norcoreanos y la posibilidad de que el empresario más poderoso de Corea del Sur, el heredero de conglomerado Samsung, Lee Jae-yong, pudiera ser condenado a pasar varios años en prisión.

Lejos de sentirse intimidados, las familias inversionistas de Corea del Sur están asumiendo más riesgos, con un aumento inusualmente grande este año en el número de personas que hacen grandes transacciones bursátiles de 100 millones de wones (alrededor de 89 mil dólares) o más, y 76 mil 300 millones de dólares --una cifra récord- en préstamos para financiar compras de acciones a finales de julio.

Los seminarios de inversión en valores están atestados. Un sábado por la tarde a finales de julio, cerca de 80 personas, en su mayoría jubilados, abarrotaron una sala del centro de Seúl para escuchar a Kim Sung-nam, analista de la cadena de televisión por cable MBN Gold, dar su opinión sobre los mercados del país. El tema más importante: después de años de bajo rendimiento, este es el momento de comprar.

“En Corea ha prevalecido una situación de descuento y no hay otros riesgos que surjan”, dijo Kim a la muchedumbre que se desbordaba, algunos de los cuales estaban sentados en el suelo y en los quicios de las ventanas.

Parte de la razón de la actitud alcista actual es que, después de los años de marasmo del mercado, las acciones coreanas parecen ser relativamente baratas. Después de la conmoción de principios de año, el gobierno está estable y el crecimiento es fuerte, especialmente para las exportaciones.

El interés de los inversionistas locales es cada vez más importante, ya que los inversionistas extranjeros han comenzado a retirarse. Después de haber acumulado siete mil 700 millones de dólares en los mercados de acciones de Corea del Sur durante los primeros seis meses del año, los extranjeros han retirado un total de 995 millones de dólares desde principios de julio, de acuerdo con Institute of International Finance.

Park, la inversionista, perdió dinero durante la crisis financiera de 2007 y 2008. Pero ahora dice estar ganando lo suficiente como para ampliar su negocio e invitar a cenar a sus compañeros de trabajo.

Park dijo que se mantuvo ajena a las operaciones durante la recesión del miércoles 16. “Los inversionistas surcoreanos saben por experiencia que los riesgos geopolíticos no duran mucho tiempo”, dijo.

Kim Sung-woo, quien dejó su trabajo como desarrollador de programas para convertirse en un inversionista en acciones de tiempo completo el año pasado, dijo que su única preocupación por la escalada de la retórica de Corea del Norte y Estados Unidos es que ésta atemorizará a los inversionistas extranjeros que han inundado las acciones surcoreanas este año. Los surcoreanos ya están “acostumbrados”, dijo.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

Copyright © 2017 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

 

 NUEVO

¿Cruzó Trump límite con respuesta a disturbios de Charlottesville?

La llegada de Donald J. Trump a la presidencia de Estados Unidos generó expectativas favorables en el mundo empresarial de ese país por las promesas que realizó durante su campaña de acelerar la expansión de la mayor economía del planeta a través de una baja en la carga fiscal corporativa y de un adelgazamiento de la regulación que enfrentan ciertas industrias.

     De ahí que el llamado Corporate America, como se conoce coloquialmente a las compañías más influyentes del país vecino del norte, optaran por arropar al nuevo presidente y aceptar ser parte de varios comités a las que convocó para ayudarle a crear un mejor entorno de negocios.

     Ese apoyo inicial, sin embargo, se ha ido poco a poco diluyendo a medida que los aspectos negativos de Trump, como sus posturas populistas, nacionalistas y aislacionistas, parecen ganar terreno e influencia y con ello lastimar las posibilidades de que el presidente logre efectivamente cambiar el panorama económico a favor del crecimiento y la generación de empleos.

     Muchos incluso comienzan a pensar que el beneficio de la duda que algunos jefes de industria dieron a Trump comienza a llegar a su fin.

     "Todo mundo quería apoyar al presidente en su plan de hacer de hacer al país y su economía mejor", dijo Kathryn Wylde, directora ejecutiva de Partnership for New York City, un grupo que representa a empresas e instituciones financieras, al diario The Wall Street Journal. Pero "los asuntos sociales se han vuelto muy difíciles de manejar".

     La gota que al parecer derramó el vaso para muchos empresarios fue la reacción de Trump a los incidentes violentos que ocurrieron en Charlottesville, Virginia, hace dos fines de semana, donde falleció una mujer y decenas de personas resultaron heridas cuando un vehículo, tripulado por un miembro de una organización a favor del nazismo, arroyó a un grupo de personas que se manifestaron en contra de grupos radicales a favor de la supremacía blanca y contra diversos grupos étnicos o religiosos, como los afroamericanos o de origen judío. 

     La primera reacción de Trump a la violencia fue culpar a todos por igual, una actitud que generó enormes críticas por la incapacidad del presidente de condenar a esos grupos radicales, racistas y xenófobos.

     Si bien el presidente rectificó es postura dos días después al decir que no cabían en la sociedad estadounidenses organizaciones de este tipo, como el Ku Klux Klan (KKK) o el neo-nazismo, presentes en el conflicto de Charlottesville, Trump volvió a su reacción original en otra conferencia en la que volvió a repartir culpas sin resaltar las actitudes radicales y racistas de esos grupos.

     “Había gente decente en los dos grupos” de las protestas, dijo Trump en una tensa conferencia de prensa desde sus oficinas en Trump Tower, en la ciudad de Nueva York. “No todos ellos eran neonazis, no todos eran supremacistas blancos”.

     Una caracterización de los eventos que al parecer no es cierta ya que los videos muestran que entre los grupos radicales sólo había gente que apoyaban causas racistas y que incluso portaban banderas con la esvástica nazi, algo que resultó inverosímil para una nación que combatió y derrotó, con sus aliados, la expansión Nazi en Europa y Asia.

     Así la respuesta de Trump, tratando de equiparar moralmente a los grupos que chocaron en Charlottesville provocó que finalmente muchos empresarios optaran por renunciar a los consejos de asesoría a los que los había invitado el presidente estadounidense para mejorar las condiciones económicas y de negocios en ese país.

     Con su renuncia, los empresarios dejaron en claro que no querían tener nada que ver con un presidente incapaz de combatir a aquellos grupos que van en contra de los principios de libertad e igualdad, dos de los principales pilares bajo los cuales se fundó esa nación.

     A las renuncias le siguieron multitud de críticas que reflejaron incluso muchos de los problemas que hasta ahora ha enfrentado Trump al inicio de su administración. Por ejemplo, el semanario británico, The Economist, dedicó la editorial y portada de su última revista para lanzar una severa crítica de Trump, en la que además lo calificó como unfit (no apto) para gobernar a Estados Unidos. 

     “Donald Trump es políticamente inepto, moralmente estéril y temperamentalmente impropio para la presidencia”, dijo el semanario británico en su más reciente edición. “Trump no tiene idea de lo que significa ser presidente” de Estados Unidos.

     En esa portada aparece una caricatura de Trump con él usando la típica capucha blanca del Ku Klux Klan como un megáfono, una caracterización que hace eco de quienes piensan que el presidente con su respuesta alentó a esos grupos promotores del odio.

     Frente a la desbandada de ejecutivos que ocurrió la semana pasada de los consejos asesores creados por Trump, el presidente no tuvo más remedio que optar por disolverlos antes que seguir sufriendo del desdén de un número cada vez mayor de altos ejecutivos.

     “El racismo y el asesinato son inequívocamente condenables y no tienen equivalente moral a nada que haya pasado en Charlottesville”, dijo Denise Morrison, la directora general de Campbell Soup Company, la empresa que fabrica la emblemática sopa enlatada del mismo nombre, al anunciar su separación del comité en el que colaboraba. “Yo creo que el presidente debió haber sido preciso --y todavía necesita serlo-- sobre ese tema”.

     Otros ejecutivos que renunciaron antes de la decisión de desactivar los consejos asesores fueron: Kevin Plank, fundador de la empresa fabricante de ropa deportiva Under Armour; o Brian Krzanich, líder de la empresa fabricante de microcomponentes Intel; entre otros.  

     En el mismo sentido crítico, el reconocido semanario The New Yorker, ilustró su portada de esta semana con Trump montado en un velero y soplando sobre la vela que tenía la forma del emblemático gorro que usan los miembros del KKK. Esa capucha es un símbolo del racismo y la violencia contra de afroamericanos u otras minorías en el país vecino del norte.

     Si bien las críticas contra Trump por parte de diverso medios no son nuevas, si lo fue el grado de las mismas y el aparente desencanto de la clase empresarial estadounidense con el presidente número 45 de Estados Unidos.

     El desencanto pareció contagiar incluso al ánimo de los inversionistas, quienes si bien hasta ahora han dado un apoyo indirecto al gobierno de Trump al llevar a los principales indicadores del mercado de valores estadounidenses a niveles récord, el jueves pasado provocaron la peor caída del Dow Jones Industrial Average en tres meses.

     Ese día el indicador perdió 274.14 puntos, con las acciones de las 30 empresas que lo conforman reportando caídas.

     Si bien Trump logró, hasta cierto punto, poner calma a las críticas el viernes con el despido de su jefe de estrategia, Steven K. Bannon, quien era visto como la mente detrás de las ideas xenófobas y aislacionistas del presidente, las consecuencias de las medidas controvertidas que ha tomado Trump a lo largo de su joven presidencia, como las críticas a legisladores de su mismo partido, como el despido del director del Federal Bureau of Investigation (FBI), James Comey, por la investigación que realizaba de los vínculos de la campaña de Trump con el gobierno ruso para alterar el resultado electoral del año pasado o como la falta de condena a grupos racistas, parece que ahora sí lo perseguirán de manera permanente, a menos que dé un giro de 180 grados a su polémico y controvertido estilo de gobernar --algo que muchos creen que el mandatario estadounidense es incapaz de hacer.





La supervivencia de Telefónica en México se está tornando incierta

Telefónica, el gigante español de las telecomunicaciones, cuyo esfuerzo de 16 años en México se ha visto afectado por la guerra de precios y sus rezagadas inversiones, recibió un nuevo revés.

El máximo tribunal de México se pronunció sobre una disposición clave en la reforma de las telecomunicaciones del país promulgada en 2013. El dictamen devuelve al regulador del sector la facultad de determinar las tarifas para regular el mercado, uno de los argumentos que defendía América Móvil, el líder del mercado; pero, al mismo tiempo, exime a sus rivales más pequeños el pago de comisiones atrasadas, que equivalían a cerca de 800 millones de dólares.

Cuatro años después de que el gobierno mexicano aprobó la reforma de las telecomunicaciones, la esperanza de que ésta le ayude a Telefónica a ganar terreno se ha difuminado lentamente.

La empres ha impulsado su cuota de mercado en aproximadamente tres puntos porcentuales a 23% desde entonces, sin embargo AT&T conquistó ese terreno en la mitad del tiempo. Mientras tanto, el porcentaje de los ingresos de Telefónica en el país de habla hispana más grande del mundo se ha reducido gradualmente de 3.9% en 2014 a 2.8% en 2016, mientras sus ventas en Europa representan una mayor cuota de mercado.

El multimillonario Carlos Slim encabezó la ofensiva para diluir la legislación que permite a los competidores más pequeños no pagar a América Móvil, empresa de su propiedad, una tarifa por cada llamada que termine en su red. Ahora recaerá en el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) la decisión de determinar si mantiene esta medida, conocida como “tarifa cero”, a partir de 2018 o bien la incrementa.

“Esto es peligroso para todo el país”, dijo Miguel Calderón, vicepresidente de regulación de Telefónica en México, en una entrevista telefónica desde la Ciudad de México, antes de conocer el fallo de la Suprema Corte de Justicia. “Un cambio de esta magnitud nos afectaría a todos, no sólo a los operadores, sino que también implicaría un aumento en los precios para los consumidores, reduciría las inversiones y pondría en duda la seguridad jurídica”.

Calderón dijo que América Móvil utilizará todas las técnicas posibles para mantener su cuota de mercado lo más alta posible. América Móvil no contestó una solicitud para que proporcionara sus comentarios al respecto. La empresa dijo anteriormente que una decisión judicial a su favor no perjudicaría a los consumidores porque los precios están determinados por la competencia.

 

Reglamentos más severos

México ha sido un raro obstáculo para Telefónica, que está a la par con América Móvil como el principal proveedor de servicios inalámbricos en la mayoría de los principales mercados latinoamericanos, que van desde Brasil hasta Chile.

En el pasado, Telefónica ha atribuido a la falta de escrutinio regulatorio a América Móvil por su incapacidad para obtener una mayor tracción en México, y la empresa española ha seguido pidiendo la instauración de regulaciones más estrictas incluso después de que se implementó la reforma de las telecomunicaciones.

América Móvil ha dicho que Telefónica simplemente no invierte lo suficiente en su red. Las inversiones anuales de alrededor de cuatro mil millones de pesos (229 millones de dólares) llegan a menos de un tercio de las de sus mayores rivales.

“Reinvertimos 13% de nuestros ingresos en México”, dijo Calderón, agregando que otras medidas que la compañía rastrea con esmero, como su participación en los ingresos del mercado y las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, han sido buenas. “Estamos creciendo --de manera sustentable”.

 

La gota que derramó el vaso

El caso judicial ha provocado especulación entre los periódicos locales y los inversionistas de si Telefónica podría salir de México. Pero su partida podría resultar igual de difícil.

México “es un mercado consolidado con un entorno muy complejo”, dijo Javier Mielgo, analista de Mirabaud & Cie en España. “No sería fácil dejar el mercado. ¿Quién va a comprar ese activo?”

Cuando se le pregunta si la compañía estaría dispuesta a salir de México, el presidente ejecutivo José María Alvarez-Pallete ha dicho previamente que está dispuesto a considerar todas las opciones. Hay oportunidades de “hacer cosas diferentes con diferentes actores en México” como parte del intento de Telefónica de buscar asociaciones a través de acuerdos de red compartida, dijo en la presentación de ganancias del primer trimestre de la empresa.

“No respondemos preguntas hipotéticas”, dijo Calderón. El resultado desfavorable en la corte “tendrá un fuerte impacto en toda la industria, no sólo en Telefónica”, dijo.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo           

®2017 BLOOMBERG L.P. ALL RIGHTS RESERVED

 


Sushi-Itto apuesta a su marca, futuro; compra en 52 mdp 7 sucursales

Distribuidora de Alimentos SI, la cadena de restaurantes de comida japonesa mejor conocida como Sushi Itto, destinará 52 millones de pesos (2.9 millones de dólares) a la compra de siete restaurantes de la marca ubicados en la capital del país que en la actualidad son propiedad de su franquiciatario Yandai.

     Los dueños de la administradora de restaurantes aprobaron realizar la adquisición a través de su subsidiaria Novalimentos, lo que le permitirá a la empresa tener el control de las unidades Condesa, Fortuna, Izcalli, Fórum Buenavista, Patio Clavería, Tepepan y la ubicada en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, dijo Dasi, como también se le conoce a la empresa, en un comunicado.

      El movimiento forma parte de la estrategia de consolidación de la marca Sushi Itto, una de las pioneras en el segmento de comida casual de inspiración asiática, ante la llegada de competidoras como Sushi Roll, Mr. Sushi y Shirusi.

    “La industria de servicio de alimentos así como los segmentos de comida rápida y comida casual son altamente competitivos”, dijo Dasi, en su reporte del segundo trimestre del año. “Si no somos capaces de que nuestros establecimientos compitan de manera exitosa... nuestros resultados de operación se verían afectados de manera adversa”.

    La adquisición ampliará de 20 a 27 tiendas en control de Dasi, la mayoría ubicados en la Ciudad de México y Acapulco, un segmento que representó 20.3% de sus ingresos  por 385.7 millones de pesos registrados durante el primer semestre del año.

     Dasi inició una serie de acciones el año pasado con el objetivo de renovar su imagen tanto en sus restaurantes como en las unidades franquiciadas. Estas últimas suman 136 tanto en México como en diversos países de Centroamérica, como Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá, más otros establecimientos ubicados en la isla caribeña Saint Maarten y en Colombia.

     Para ello, la compañía, propiedad de los fondos de inversión Galore Investment (24.5%), Romano Investment (24.5%), Enchanted Ventures (24.5%), Alimentaria Group (24.5%) y de la empresaria María Teresa Abdala Basila (2%), tuvo su primer acercamiento a la Bolsa Mexicana de Valores en marzo, mediante la emisión de un bono a cinco años, con el cual recabó 150 millones de pesos (7.8 millones de dólares).

       Dasi dijo en mayo que una tercera parte de esos recursos los utilizaría para abrir 12 tiendas este año (dos propias y 10 de franquiciatarios) y remodelar las 20 que hasta ese entonces eran de su propiedad.

     Adicionalmente, la empresa dijo que utilizaría 60 millones de pesos (3.4 millones de dólares) para pagar deudas bancarias, 30 millones de pesos (1.7 millones de dólares) para adquirir vehículos y maquinaria para mejorar sus sistemas de distribución y los restantes 10 millones (520 mil dólares) para mejorar sus procesos administrativos y productivos.


 





Siguiente objetivo China: hegemonía en los microcircuitos que ejerce EUA

En un fangoso sitio de construcción del tamaño de 12 estadios de béisbol, la globalización se está convirtiendo en nacionalismo.

Camión tras camión entrega barras de acero a Tsinghua Unigroup de China, una firma estatal que está invirtiendo 24 mil millones de dólares para construir las primeras fábricas de microcircuitos avanzados de memoria del país. La decisión del gobierno chino de convertirse en un actor importante en el mercado mundial de los microcircuitos está generando alarma en Washington.

Cuando Unigroup trató de comprar empresas estadounidenses de semiconductores en 2015 y 2016, Washington bloqueó dichos acuerdos. Ahora, está considerando tomar otras medidas para contrarrestar el esfuerzo de Beijing.

China tiene como objetivo “hacerse cada vez más de segmentos del mercado de los microcircuitos”, dijo Peter Navarro, el asesor comercial de la Casa Blanca, quien teme que Beijing inunde el mercado con productos de bajo costo y que haga quebrar a las empresas estadounidenses.

Zhao Weiguo, el director ejecutivo de Unigroup, dijo que sólo está construyendo sus propias fábricas debido a la negativa de Washington de permitirle invertir en Estados Unidos. “Las empresas chinas han enfrentado discriminación en muchas áreas” de la tecnología, dijo. “Una discriminación anormal en una era de globalización”.

La industria de los microcircuitos --que tienen como base los metales semiconductores y que dio pie a la era digital que actualmente impulsa a la economía internacional-- ha estado desde hace mucho tiempo entre las más globalizadas de las industrias. El diseño y fabricación de microcircuitos se ha extendido actualmente a decenas de países.

Hoy en día, la industria está azolada por la batalla nacionalista entre China y Estados Unidos, una que refleja las amplias corrientes que remodelan la ruta de la globalización. Washington acusa a Beijing de usar financiamiento gubernamental y subsidios para tratar de dominar los semiconductores como lo hizo antes con el acero, el aluminio y la energía solar.

China afirma que las quejas de Estados Unidos son el intento mal disimulado de frenar su desarrollo. Grandes participantes del mercado como Intel y Micron Technology se encuentran en una coyuntura --deseando expandirse en China pero temerosos de perder tecnología con sus rivales patrocinados por el estado.

Durante décadas, las empresas occidentales trabajaron en el mundo en vías de desarrollo para desarrollar tecnología avanzada aprovechando la mano de obra barata para diseminar iPhones y dispositivos portátiles a nivel mundial. La nueva batalla de los semiconductores marca un cambio hacia el nacionalismo, las batallas comerciales y los mercados protegidos.

Detrás de la rivalidad hay diferentes puntos de vista sobre cómo debe avanzar la tecnología. Estados Unidos le ha apostado por mucho tiempo a los mercados y al desarrollo liderado por el sector privado. China utiliza el financiamiento y la planificación gubernamentales para crear grandes empresas nacionales. Estados Unidos calcula que China invertirá 150 mil millones de dólares en el proyecto, cifra equivalente a la mitad de las ventas mundiales de microcircuitos anualmente.

Aunque republicanos y demócratas están en desacuerdo en muchos asuntos de política económica, en esto si coinciden. Un grupo de trabajo interinstitucional sobre los semiconductores, creado por la administración Obama en 2015, ha seguido reuniéndose durante la presidencia de Donald Trump. El grupo está ponderando políticas para dificultar más que China coopte la tecnología estadounidense, de acuerdo con personas involucradas en las discusiones.

Una idea es hacer más estrictas las reglas relacionadas con la aprobación que otorga Estados Unidos a las inversiones extranjeras para hacerles eso más difícil a las firmas chinas consideradas como riesgos para la seguridad. Otras opciones incluyen sanciones comerciales, controles más estrictos de las exportaciones y el incremento del gasto federal en investigación.

El principio general, dijeron los involucrados, es la reciprocidad: tratar la inversión china en Estados Unidos de la misma manera en que Beijing trata a las empresas estadounidenses. Si Beijing discrimina a las firmas estadounidenses,  Estados Unidos limitaría la inversión china en Estados Unidos.

"Si [los chinos] se vuelven un competidor tecnológico muy importante y totalmente competitivo, entonces ¿cómo repercutirá eso en nuestra industria?" dijo Wilbur Ross, el secretario de Comercio, en una entrevista. “¿Si destruye económicamente nuestra industria de los semiconductores?”

Estados Unidos considera a China como su mayor desafío en los semiconductores desde que así lo fue Japón a finales de los años ochenta. Estados Unidos triunfó entonces mediante sanciones comerciales y avances tecnológicos. Las firmas japonesas no pudieron igualar la tecnología de los microprocesadores estadounidenses, que impulsaron la revolución de las computadoras personales, y cayó detrás de Corea del Sur en los microcircuitos de memoria de bajo margen.

China tiene ventajas que Japón no tuvo. Es el mercado de microcircuitos más grande del mundo, al consumir 58.5% de las ventas mundiales de semiconductores que ascendieron a 354 mil millones de dólares en 2015 de acuerdo con PricewaterhouseCoopers. Eso le da a Beijing el poder de discriminar, si lo desea, a proveedores extranjeros.

El ministerio de tecnología de China ha rechazado estas preocupaciones, diciendo en una entrevista con el diario The Wall Street Journal que la industria electrónica es demasiado competitiva a nivel mundial como para que cualquier compañía pueda sobrevivir si prefiere sus componentes basada en cualquier cosa menos el precio y la calidad.

El programa de semiconductores de Beijing cambió de velocidad en 2012, cuando el valor de sus importaciones de microciruitos aumentó por primera vez, dijo Wei Shaojun, un experto en electrónica de la Universidad Tsinghua que asesora al gobierno chino.

Casi 90% de los 190 mil millones de dólares en microciruitos usados en China son importados o producidos en China por empresas de propiedad extranjera, estima International Business Strategies, una firma de investigación. En fábricas chinas, muchos microcircuitos se montan en los teléfonos móviles y las computadoras para su exportación. Los 10 principales proveedores de microcircuitos de China por ingresos son extranjeros.

“No podemos depender de los microcircuitos extranjeros”, dijo Ma Kai, el viceprimer ministro de China, este año en una reunión de la Asamblea Popular Nacional, la legislatura de China. Quien dirigió un comité del Partido Comunista que diseñó el plan del país en 2014. Beijing creó un fondo nacional de financiamiento de microcircuitos de 20 mil millones de dólares, denominado el “gran fondo”, y estableció metas para que China llegara a ser competitiva internacionalmente para 2030, con algunas empresas convirtiéndose en líderes del mercado.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

Copyright © 2017 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

 

 




OHL México eleva tarifa Viaducto Bicentenario, Circuito Exterior Mexiquense
UBS fusionará aquí operaciones de su banco a las de su casa de bolsa
Cinco M Dos reestructura Grupo Expansión; recorta 70 plazas
Prodemex, Servyre ganan contratos mantenimiento carreteras
Vista compra a proveedora mexicana de software para cines Senda
CMR abre primer Chili’s en Tlaxcala, el 67 a nivel nacional
Soriana pone en marcha parque eólico La Mesa en Tamaulipas
Equifax nombra a Lima director general. para México, aumenta servicios
Telmex dice corte red en EUA, obras públicas provocan fallas internet
Airbnb, Quintana Roo pactan reglas para cobro hospedaje

Sempra Energy llega a un acuerdo para adquirir Oncor
Vitro suspende producción en planta de EUA por fuga en horno
México con realidad opuesta a EUA en el negocio de la TV restringida
Promotora Ambiental compra en 13 mdd cuatro empresas Costa Rica
Intel: nuevo chip es una mejoría sólo vista “una vez cada 10 años”
Great Wall de China confirma interés en adquirir FCA
Google revela nueva versión sistema Android, agrega nombre Oreo

Reservas internacionales caen en 67 mdd a 173 mil 62 millones NUEVO
Hacienda, Consar presentan herramienta para gestión de Afores en móvil
México avala metodología para calcular precios de gas natural
Condusef alerta sobre correo fraudulento a nombre del Banco Santander
México sube 3 centavos gasolinas, diésel para el 22 de agosto

Eurozona confianza inversionista ZEW cae a 29.3 en ago.; más de lo esperado NUEVO
Alemania confianza inversionistas ZEW cae a 10 pts. en ago.; más de lo esperado  NUEVO
En EUA, índice precios viviendas FHFA sube 0.1% en jun; menos de lo esperado  NUEVO
Policía catalana abate principal sospechoso de ataque en Barcelona
EUA, actividad económica Fed Chicago cae a -0.01 pts. en jul.
Trump podría aumentar tropas estadounidenses en Afganistán

Exitus Capital pagará anticipadamente 33.3 mdp de bono 2015 NUEVO
Javer pagará primer tramo de dividendo el 29 de agosto
Dividendos, recompra, consejos: Javer, Wal-Mart
Acciones calificadoras: Nuevo León, Sonora, Coatzacoalcos, Cajeme, Jilotepec

Racha de los metales señala el optimismo que hay en el crecimiento global NUEVO
Total adquiere Maersk Oil en cuatro mil 950 mdd
Agregar a My Yahoo Agregar a My AOL Suscribir en NewsGator Online
Agregar a Google Reader   RSS de Sentido Común Otros lectores RSS


RADIOGRAFIA DE LOS MERCADOS*
Ayer Anual

IPC 51,241.1 +0.3 +12.3
Dow 21,703.8 +0.1 +9.8
Dólar 17.66 +0.3 +17.4
Euro 20.86 +0.6 +4.5
Cete 28 6.91% 0.00 +1.22
TIIE 28 7.38% 0.00 +1.27
Libor  1.24% 0.00 +0.48
UST-19 2.18% -0.02 -0.04
UMS-19 3.67% +0.04 -0.34
Crudo 43.87 -1.4 -2.4



PUBLICIDAD









OTROS MEDIOS

México 2008