| Actualizado: 27/09 23:16:02 hrs.
 
Principal

Noticias

Otros medios

Indicadores

Empleo

Publicidad en SC

Anúnciese ya
Servicio sponsor
BlackBerry

Fuentes

Búsqueda:

   Avanzada                                                     Quiénes somos


Alza del peso tras el debate, ¿reduce la probabilidad de un aumento de tasas?

Tan pronto y terminó el debate presidencial entre la candidata demócrata Hillary Clinton y el candidato republicano Donald J. Trump, el peso mexicano registró una fuerte ganancia contra el dólar.

     ¿La razón? Clinton, tras un inicio titubeante, superó por mucho a Trump, algo que tranquilizó a los inversionistas en México y el mundo por los temores que tiene de que el candidato republicano llegue a la Casa Blanca e imponga sus políticas proteccionistas y aislacionistas.

     La ganancia del peso, que inició la noche del lunes, se consolidó hoy. La moneda mexicana terminó la jornada en 19.43 unidades, o un avance de 2.2% contra el dólar, el segundo mejor desempeño en un día en lo que va del año y su mejor nivel desde mediados de septiembre.

     La fortaleza del peso tras el resultado del debate presidencial es para muchos la evidencia más clara hasta ahora de que lo que ha debilitado al peso mexicano a lo largo de las últimas semanas es la contienda electoral presidencial de Estados Unidos.

     Si bien otros factores, como el alza o la caída de los precios del crudo, o la debilidad de las finanzas públicas, han jugado también un papel en las fluctuaciones diarias del peso contra el dólar, el desempeño que tuvo la moneda mexicana tras el debate el debate presidencial estadounidense dejó en claro que el elemento clave que hoy está afectando el valor del peso contra la divisa estadounidense es, sin duda, la carrera presidencial de ese país.

     De ahí que la fortaleza que experimentó el peso tras el buen desempeño de Clinton en el debate, esté haciendo que muchos se pregunte si las posibilidades de que el banco central mexicano, o Banxico, suba su tasa de interés el jueves en un intento por ayudar al peso a recuperar el terreno perdido contra el dólar en las semanas recientes, han decrecido.

     Nosotros creemos que es ya "menos probable una intervención de Banxico”, escribió Mariana Paola Ramírez Montes, analistas con el intermediario financiero Ve por Más, en un reporte a sus clientes. Además “se refuerzan nuestros argumentos de que Banxico no debería subir la tasa objetivo”.

     Los argumentos de Ve por Más, que comparten otros analistas de otras instituciones financieras como los de Morgan Stanley, Barclays, Nomura y 4Cast, son que dado que el peso se está moviendo por un factor externo --la elección presidencial estadounidense-- y no económico, las herramientas que tienen las autoridades monetarias mexicanas para influir en el valor de la moneda mexicana, como son las tasas de interés, podrían resultar poco efectivas.

     Para estos analistas, los beneficios que podría traer el alza de tasas para intentar recuperar cierta fortaleza del peso y con ello evitar posibles presiones inflacionarias futuras, podrían resultar insignificantes y efímeros.

     Para esos analistas, dado que el valor del peso no lo están fijando fenómenos económicos, sino políticos, la moneda mexicana podría volver a debilitarse fácilmente si Trump, en los siguientes debates presidenciales, tiene un regreso y logra recuperar parte de la pobre impresión que dejó en su primer encuentro con Clinton.

     Eso podría ocurrir aun cuando las autoridades suban las tasas.

     Además, tampoco es cien por ciento claro que el debate de ayer allá mejorado o perjudicado las preferencias electorales de uno u otro candidato, por lo que la moneda mexicana puede estar aún sujeta a los vaivenes que tenga la evolución de las campañas electorales presidenciales en Estados Unidos.

     De ahí que varios analistas consideran que tras el fortalecimiento que registró el peso hoy, las autoridades monetarias deberían no subir su tasa de referencia el jueves, ya que de hacerlo sí tienen la certeza negativa de frenar aún más una economía que ya mostró signos de aletargamiento en el segundo trimestre.

     Por lo general, alzas en tasas reducen el consumo y la inversión, y por lo tanto el crecimiento económico de una nación.

     “Nosotros creemos firmemente que la medida prudente ante las elecciones estadounidenses es no tomar medida alguna y dejar la política monetaria sin cambio”, escribió Benito Beber, economista para Latinoamérica con el intermediario japonés, Nomura.

     Beber, Ramírez Montes y otros consideran además que es mejor no elevar las tasas para que esa herramienta la conserven las autoridades monetarias mexicanas en caso de que Trump gane la elección --un evento que muy probablemente si requiera de diversas intervenciones del banco central mexicano para contener las mayores presiones que muy probablemente enfrente el peso.

     Otros incluso han sugerido que más que subir tasas, las autoridades mexicanas deben intervenir en el mercado cambiario para asegurar que éste tenga la liquidez necesaria en estos momentos de gran volatilidad.

     Esa liquidez podría provenir de intervenciones directas en el mercado a través de la venta de dólares, o bien con el fortalecimiento de la línea de crédito flexible que tiene México con el Fondo Monetario Internacional, o a través del establecimiento de un mecanismo de intercambio monetario (swap) con la Reserva Federal estadounidense --algo que México ya utilizó para dar fortaleza a su moneda durante la crisis de 2008-2009.

     De cualquier manera, la mayoría de los analistas aún prevén que el banco central suba su tasa de referencia este jueves en un rango que ve de entre 0.5 a 0.75 puntos porcentuales para dejar la en un nivel de 4.75 o 5%.

 

 


José Cuervo inicia trámites para salida a bolsa este año

 José Cuervo, el mayor productor de tequila a nivel mundial, dio por fin el primer paso para debutar en bolsa, algo que podría concretarse este año.

     La empresa envió a la Bolsa Mexicana de Valores el prospecto de colocación preliminar para llevar a cabo una oferta pública inicial simultánea en México y Estados Unidos, bajo la clave de pizarra CUERVO.

     Los datos más relevantes, como el rango de precios al que Cuervo espera vender sus acciones o el monto que espera recaudar no se hicieron públicos. 

     Sin embargo, la compañía de bebidas reveló en su prospecto preliminar que tiene contemplado utilizar los recursos para realizar inversiones enfocadas en su crecimiento orgánico e inorgánico y “para continuar con su programa de innovación y ampliación del portafolio de productos de la compañía”, así como para otros fines coporativos.

     José Cuervo también reveló que con la venta de acciones en los mercados de valores el público inversionista podrá adquirir en su conjunto un interés de 15% en la empresa, por lo que si actualmente la familia Beckmann, que fundó la compañía, es dueña de las seis mil 211.9 millones de acciones que representan el capital de la tequilera, entonces la compañía venderá mil 96 millones de títulos cuando salga al mercado.

     Los intermediarios que actuarán como agentes colocadores en México serán Casa de Bolsa Santander, perteneciente al Grupo Financiero Santander México; Grupo Bursátil Mexicano, o GBM; así como las filiales en México de JP Morgan y Morgan Stanley.

     De concretarse la operación, la compañía pondrá fin a años de expectativa sobre una posible salida a bolsa que surgieron cuando Juan Domingo Beckmann, presidente y director general de la empresa, manejó la posibilidad por primera vez en 2006.

     El último capítulo de esas especulaciones se dio a mediados de año, cuando reportes periodísticos dieron a conocer que José Cuervo esperaba recaudar hasta mil millones de dólares con una salida a bolsa programada para el tercer trimestre del año, plazo que se retrasaría ahora muy probablemente al último cuarto del año.

     José Cuervo tiene presencia en México, Estados Unidos, Canadá y otros 80 países, que le permiten generar ventas por 19 mil 817 millones de pesos (mil 20 millones de dólares) al año y que la posicionan como el principal productor de tequila y el tercero de whiskey irlandés a nivel mundial.

     Actualmente, José Cuervo posee dos destilerías de tequila y una planta procesadora y embotelladora en el estado de Jalisco. Fuera de México, cuenta con una destilería y embotelladora en Irlanda del Norte donde produce el whiskey Buschmills; dos destilerías de whiskey y vodka en Colorado y California, respectivamente, y una embotelladora en Indiana, Estados Unidos.

     José Cuervo no cuenta con campos para producir agave, la planta de la cual se produce el tequila, pues todos sus insumos los adquiere de al menos tres proveedores diferentes. Sin embargo, los deshechos de las destilería de tequila los aprovechará junto con el fabricante de automóviles Ford para generar bioplásticos que se usarán en la producción de autopartes, como lo anunciaron ambas empresas a mediados de julio.

     El portafolio de bebidas de la compañía lo componen más de 30 marcas propias, entre las que están su familia de tequilas que le da nombre a la empresa que fue creada en 1758 por José María Guadalupe de Cuervo y Montaño, a quien le sucedieron 11 generaciones de dueños. 

     Las marcas de tequila más reconocidas de la compañía son Centenario y 1800; mientras que también es dueña de las marcas de vodkas Oso Negro, Hangar 1 y Three Olives; de los whiskeys Buschmills, Tincup y Stranahan’s; de la ginebra Boodles; y de los rones Kraken y Castillo.

     A la par, distribuye en México marcas de otras compañías, entre las que se encuentran Freixenet, Trewa, Matusalem, Macallan y 400 Conejos.

    Actualmente el consejo de administración de la empresa lo componen siete miembros, pero de esos siete sólo dos son propietarios, Juan Francisco Beckmann Vidal, quien preside el consejo, y Juan Domingo Beckmann Legorreta.

    


 

 


Bonos, peso tienen jornada ganadora por resultado debate EUA

Los mercados en México tuvieron una jornada positiva luego que los inversionistas determinaron que Hillary Clinton, la candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos y quien es considerada como una mejor opción para el futuro de la economía mexicana, tuvo un mejor desempeño en el primer debate que su contrincante republicano Donald J. Trump. 

     Frente a esto el precio del bono del gobierno a 10 años, mejor conocido como Dic24, se elevaron, por lo que su tasa de rendimiento cayó 0.11 puntos porcentuales de 6.05% ayer a 5.94% al cierre de hoy.

Por su parte, el tipo de cambio se apreció 2.2% frente al dólar, su segunda mejor jornada en el año, para cerrar 19.43 unidades. La última vez que el peso registró un mejor desempeño fue el 12 de febrero cuando ganó 2.6%.

Previo al debate televisivo los mercados mexicanos mostraron un elevado grado de nerviosismo, ya que la carrera presidencial entre Clinton y Trump se venía cerrando y muchos temían que la candidata demócrata tuviese un mal desempeño frente a su rival. 

Sin embargo, encuestas como la de la cadena de televisión estadounidense CNN reflejaron que Clinton ganó el debate y de forma amplia. Casi dos terceras partes de los entrevistados dieron la victoria a la candidata demócrata, mientras que sólo 27% dijo que Trump ganó.

Eso hizo que el peso desde el momento mismo en que se estaba llevando a cabo el debate ganara terreno en operaciones electrónicas contra el dólar, lo que incluso se reflejó a lo largo de la jornada de hoy en que llegó incluso a tocar un nivel intradía de 19.39.

Las presiones que venía registrando la divisa mexicana se debían al ascenso de la popularidad de Trump porque él ha señalado en diversas ocasiones que “renegociará” el tratado de libre comercio con América del Norte, que buscará deportar a los trabajadores ilegales que viven en Estados Unidos, millones de ellos de origen mexicano y que levantará un muro fronterizo entre ambas naciones.

Las posturas de Trump son consideradas por economistas y empresarios como antagónicas a la buena marcha de la economía mexicana.

“Trump ha sido un factor que ha presionado a los mercados emergentes en general, aunque ha afectado aún más a la paridad que tiene el peso con el dólar sin lugar a dudas. De hecho, en lo que va del año la devaluación del peso supera a la devaluación de una canasta de monedas emergentes”, dijo Carlos Fritsch, el socio y director general de la compañía Prognosis, en entrevista telefónica.

En semanas recientes el tipo de cambio y los bonos se vieron afectados de manera importante por las declaraciones de Trump. Incluso, desde el viernes de la semana pasada, los bonos gubernamentales de México registraron una ola de ventas que provocó un alza de 0.12 puntos porcentuales en el rendimiento del bono Dic24, aunque el día de hoy finalizaron la sesión con una caída de hasta 0.13 puntos porcentuales por las compras que registraron los inversionistas de ese instrumento que aún ofrece un mucho mejor rendimiento que el bono a 10 años del gobierno de Estados Unidos --3.13% contra 1.56%.

El mercado de bonos gubernamentales se encontraba además presionado porque algunos inversionistas consideraban que la debilidad del peso podría invitar a Banco de México a subir sus tasas de interés, lo que reduciría el atractivo de los bonos actuales que circulan en el mercado. 

Hace no más de una semana, la moneda mexicana incluso alcanzó su nivel más débil en la historia frente al dólar, de modo que una mayoría de analistas consideraba que la autoridad monetaria podría subirá las tasas entre 0.50 y 0.75 puntos porcentuales. 

“Lo que estamos viendo el día de hoy es que la aversión al riesgo está disminuyendo, debido a la victoria de Clinton sobre Trump en el debate”, agregó Fritsch, en entrevista. “Honestamente me sorprendió bastante, no esperaba que fuera tanta la diferencia, creí que Trump sería más agresivo”.

El experto señaló que en general el primer debate presidencial comprimió las primas de riesgo porque las políticas que Trump ha planteado son en su mayoría catastróficas, no sólo para México sino también para el mundo “en materia de comercio, política, generarían inflación e incluso tensiones geopolíticas”.

No obstante, los especialistas esperan mantener la cautela en los mercados durante los próximos días, pues aún quedan dos debates más antes de las elecciones del 8 de noviembre.


 

 

 


Wall Street confía en que EUA prolongue su parálisis política

La elección presidencial de Estados Unidos está a menos de siete semanas de distancia, pero Wall Street ya ha escogió a un ganador: así misma.

Justo cuando se esperaría que la volatilidad se intensificara de cara a la incertidumbre política, el estado casi pasivo de las acciones, los bonos y las divisas en el período previo al 8 de noviembre describe un panorama diametralmente opuesto.

En la superficie, el miedo no se ve por ningún lado. En si lugar --el optimismo de que cuatro años más de estancamiento político obstaculicen los esfuerzos por relajar la disciplina del gasto fiscal, obligando a los banqueros centrales a seguir basándose en las mismas políticas de dinero fácil que han impulsado el valor de los activos a niveles sin precedentes.

Una victoria de Hillary Clinton sobre Donald Trump combinada con un Congreso dividido haría exactamente eso, y es este escenario de Ricitos de Oro [o de un crecimiento económico moderado, baja inflación y una política monetaria amigable con el mercado] el que Wall Street está valorando, de acuerdo con David Woo de Bank of America.

Sin embargo, eso ha dejado expuestos a los fondos de cobertura y otros inversionistas especuladores, si la parálisis política que ha dominado a Estados Unidos durante los últimos seis años no se materializa de nuevo.

"Cualquiera que sea la probabilidad que le pueda asignar a eso ahora, una tabla rasa teniendo al mismo partido ganando la presidencia y el control del Congreso tendría un enorme impacto en los mercados", dijo Woo, jefe de las tasas globales e investigación de divisas en el banco con sede en Charlotte, Carolina del Norte. "Al estar prácticamente muerto el mercado de la volatilidad, somos especialmente vulnerables al escenario de que se desarrolle el riesgo".

En esta etapa de la contienda electoral por la Casa Blanca y el control del Congreso, los inversionistas generalmente reducen sus riesgos y obtenienen seguros para protegerse contra los imprevistos. Pero no esta vez.

Las posiciones largas netas en los contratos vinculados al índice S&P 500, Nasdaq 100 Index y Dow Jones Industrial Average subieron a 57 mil millones el mes pasado, la mayor cantidad desde 1986, de acuerdo con datos recopilados por Sundial Capital Research.

Las apuestas contra el CBOE Volatility Index llegaron a un récord recientemente, mostraron datos de Commodity Futures Trading Commission. El índice del miedo con respecto a los valores opciones-derivados se ha desplomado más de 50% desde que alcanzó un máximo de cuatro meses en junio.

"En este momento hay algo en el cálculo político que falta en los modelos", dijo Alan Gayle, estratega de inversiones en RidgeWorth Atlanta, que tiene cerca 37 mil millones de dólares en activos. "El bajo nivel de volatilidad sugiere que hay algo de esperanza de que la parálisis se mantenga en noviembre. Pero la esperanza no es una estrategia, y esa complacencia es vulnerable ante un cambio bastante significativo en los próximos meses”.

Los operadores de bonos están igual de confiados. El índice de volatilidad CBOE/CBOT Treasury cayó a 4.65 el martes 6 de septiembre, su nivel más bajo en este año. El indicador, que mide las fluctuaciones esperadas en el bono del Tesoro a 10 años, se ha desplomado desde que alcanzó un máximo en febrero, cuando los inversionistas huyeron hacia activos de refugio en medio del tumulto de los mercados financieros globales.

En el mercado global de divisas extranjeras valuado en 5.1 billones de dólares diarios, las expectativas de que haya fluctuaciones en los precios en los próximos tres meses también han caído a cerca de su nivel más bajo desde diciembre. La volatilidad implícita en las opciones a tres meses para el euro frente al dólar, el par de divisas más negociadas del mundo, ha caído a 8.2%, por debajo de 13.1%, el 24 de junio.

En esta coyuntura puede surgir una volatilidad por debajo de la norma del conocimiento de los inversionistas de que cualquier cambio después de la votación no se hará sentir en los mercados sino hasta bien entrado 2017, de acuerdo con Jim Caron, un gerente de cartera de renta fija senior de Morgan Stanley Investment Management, el cual supervisa cerca de 400 mil millones de dólares.

"Los mercados están viendo este evento y diciendo ‘Sí, entendemos que la elección es el segundo martes de noviembre, pero la realidad es que el impacto económico se verá a casi un año después de esa fecha'", dijo Caron. "Desde una perspectiva económica, los dos candidatos le darán estímulo fiscal. Pero usted está hablando de 2017, hasta que haya algún paquete”.

Por el contrario, los inversionistas estaban fuertemente cubiertos previo al referéndum Brexit de junio pasado, a pesar de que las encuestas previeron que Reino Unido se quedaría en la Unión Europea, un resultado que no se esperaba que enturbiara los mercados.

El diferencial monitoreado por los operadores de opciones sobre las acciones para rastrear la demanda de coberturas protectoras --la volatilidad implícita contra la observada en el S&P 500-- se amplió hasta un récord en los días previos a la votación conforme subieron los precios de las acciones.

Bajo la superficie, hay indicios de que los administradores de dinero de Estados Unidos están comenzando a volverse más cautelosos. Los inversionistas de renta fija estacionaron más de sus activos en efectivo en julio que en cualquier momento durante los últimos 15 años, mientras que optaron por la deuda a más corto plazo, de acuerdo con los datos recopilados por Bank of America y Bloomberg. Las encuestas recientes sólo deben intensificar esa preocupación.

En un promedio de encuestas recabadas por RealClearPolitics, Clinton, la candidata del partido Demócrata, tiene una ventaja de 2.4 puntos porcentuales sobre Trump, su rival republicano, frente a los 7.9 puntos porcentuales hace menos de un mes. PredictWise, un agregador de datos del mercado de apuestas, le confiere a Clinton 73% de posibilidades de ganar la elección, en comparación 81% de probabilidades hace tres semanas.

Más allá de la contienda presidencial, la eventual configuración del Congreso, compuesto por la Cámara de Representantes y el Senado, también determinará qué tan exitosos serán los demócratas y republicanos para lograr aprobar sus agendas el Año Nuevo.

Los últimos seis años de mandato del presidente Barack Obama se han caracterizado por un estancamiento después que los republicanos tomaron el control de la Cámara de Representantes en 2010 y el Senado cuatro años después.

Los demócratas necesitan obtener una ganancia neta de cuatro o cinco escaños para asegurar el control del Senado, en función de si Trump o Clinton gana la Casa Blanca. Ellos ahora tienen 46 escaños, si se incluyen los dos independientes que se unen a los demócratas, mientras que los republicanos controlan 54.

"La única cosa que realmente sabemos con certeza acerca de las elecciones de Estados Unidos desde 1960 es que los mercados detestan una contienda disputada", dijo Woo.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

                                                                                    

Copyright © 2016 Bloomberg

 


Nueva realidad: precios estables crudo reflejan papel productores de esquisto

Después un largo período de auge o desplome, la nueva realidad de los precios del petróleo se encuentra en un rango más estrecho que está frustrando a muchos inversionistas de largo plazo, pero que también ha mitigado un poco la presión que sufren las grandes petroleras.

     Los precios del petróleo de Estados Unidos están entrando a su sexto mes de negociarse más o menos entre los 40 y 50 dólares por barril. Muchos inversionistas están apostando a que el mercado puede tener altibajos pero que permanecerá en ese rango hasta finales de año.

     La relativa calma refleja cómo los productores de Estados Unidos, cuya creciente producción de los campos de petróleo de esquisto provocó un exceso de suministro en el mercado global en 2014, han cambiado la dinámica de la industria. Su capacidad para iniciar o detener rápidamente su producción tiene estabilizado al mercado a precios más bajos.

     Precios por arriba del rango actual alentarían a los productores de esquisto de Estados Unidos a aumentar su producción, mientras que una caída por debajo de los 40 dólares obligaría a esas mismas empresas a reducir aún más su gasto. Otra gran caída en los precios también podría motivar a los grandes países exportadores tales como Arabia Saudita y Rusia a explorar más a fondo limitar o reducir su producción.

     Mientras que muchas compañías petroleras todavía están teniendo dificultades, los niveles actuales ofrecen cierto alivio para una industria que difuminaba cuando el petróleo cayó a un mínimo de 13 años a principios de 2016. Menos productores están perdiendo dinero en efectivo ahora, aunque los precios siguen siendo demasiado bajos para la mayoría como para estimular la inversión en nueva producción que muchos analistas dicen que el mercado necesitará en los próximos años.

     Los consumidores de Estados Unidos y las industrias que dependen del combustible tales como las líneas aéreas continúan cosechando los beneficios de los bajos precios de los combustibles.

     Debido a la estrecha gama de precios, muchos inversionistas parecen estar optando por usar una estrategia a corto plazo al entrar y salir rápidamente de las posiciones de petróleo con el fin de obtener por lo menos pequeñas ganancias, de acuerdo con datos de Commodity Futures Trading Commission.

     Los fondos de cobertura y otros inversionistas especulativos registraron el mayor aumento de la historia semanal en las apuestas a los precios del petróleo más bajos realizadas durante la semana que terminó el 26 de julio. Después, cuatro semanas más tarde, redujeron sus apuestas a los decrecientes precios en la mayor magnitud de la historia.

     "Este es un mercado de corretaje, si es que he visto uno", dijo Lee Kayser, gerente de cartera de Russell Investments, que administra 244 mil millones de dólares, incluyendo mil 200 millones de dólares en materias primas. "Parece que hay muchos participantes de corto plazo en el mercado ahora mismo. . . debido a estos altibajos".

     El colapso del precio del petróleo de más de 100 dólares por barril a mediados de 2014 hasta menos de 30 dólares en el primer trimestre de este año fue una gran ayuda para los seguidores de tendencias que apuestan a la caída en los precios y que así se mantienen durante meses o incluso años.

     El mercado actual --volátil y sin dirección-- refleja una nueva era en la caída del precio del petróleo, de acuerdo con los analistas. Desde el 8 de abril, los precios del petróleo de Estados Unidos se han mantenido entre 39.51 y 51.23 dólares por barril en la bolsa Nymex, el periodo más largo registrado en un rango tan estrecho desde los primeros ocho meses de 2014.

     Pocos esperan que los precios caigan a nuevos mínimos o que suban significativamente en los próximos meses. Los economistas encuestados este mes por Dow Jones pronostican un precio del petróleo de Estados Unidos de 47.02 dólares por barril, en promedio, en el último día de 2016.

     Menos movimientos extremos en el mercado del petróleo podrían ser bien recibidos por algunos inversionistas de acciones y bonos, después que dos años de caída en los precios del petróleo socavaron sus carteras. Los bonos especulativos, también conocidos como bonos basura, de la energía se han recuperado desde el primer trimestre, una señal de que el actual rango de precios ofrece cierta protección para los productores más pequeños y reduce el riesgo de incumplimiento en todo el sector.

     Sin embargo, algunos analistas advierten que los precios del petróleo podrían salirse del rango actual antes de lo que muchos piensan. El crudo podría subir más si la Organización de Países Exportadores de Petróleo, u OPEP, llega a un acuerdo para congelar o reducir su producción, o si los levantamientos políticos o desastres naturales reducen notablemente el suministro. Los precios del crudo podrían caer por debajo del nivel de 40 dólares, si los nuevos datos muestran fuertes aumentos en los inventarios globales.

     Aunque por ahora, muchos inversionistas están posicionando sus fondos para beneficiarse de los precios que se han mantenido durante meses.

     Empresas de inversión que incluyen a Cohen & Steers, Credit Suisse Asset Management, Union Investment y Columbia Threadneedle dijeron que probablemente incrementarían su exposición al petróleo, si los precios caen a 40 dólares o menos y que reducirían su exposición a alrededor de los 50 dólares –apostándole efectivamente a que se mantendrá el rango de precios actuales

     Una estrategia, llamada "ventas estranguladas", utiliza las opciones para apostar a que los precios se mantendrán dentro de un rango específico --pero dicha transacción puede provocar grandes pérdidas si los precios se salen de los límites superiores o inferiores de dicho rango.

     "Si lo hace, no va a ganar mucho dinero", dijo Greg Sharenow, gestor de portafolios de Pacific Investment Management, que administra 1.5 billones de dólares, incluyendo 13 mil millones en productos básicos.

     Abraham Trading, que administra 265 millones de dólares y que utiliza estrategias de inversión de seguimiento de tendencias para identificar los movimientos sostenidos en los precios, se benefició del petróleo en los últimos años, pero ahora está casi fuera de ese mercado, dijo Salem Abraham, presidente de la firma.

     "Ya no está en nuestra lista de los 10 mercados más excitantes", dijo.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

                                                                                    

Copyright © 2016 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

 


Clinton, Trump confirman visiones opuestas EUA; CNN dice Clinton gana

Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, por el Partido Demócrata, y Donald J. Trump, por el Partido Republicano, confirmaron, en el primer debate presidencial, las muy distintas visiones que tienen sobre el futuro del país más poderoso del mundo en caso de ganar la Casa Blanca.

     Mientras que Hillary ofreció trabajar con los aliados y socios de Estados Unidos para mejorar la economía, la seguridad nacional y la paz mundial, Trump reafirmó sus inclinaciones por el proteccionismo comercial y el aislamiento del mundo con el propósito de restaurar la grandeza que desde su punto de vista ha perdido Estados Unidos en las últimas décadas.

     Si bien, durante el primero de los tres debate que sostendrán los dos candidatos antes de la elección del 8 de noviembre no hubo grandes sorpresas en las posturas que han venido dibujando a lo largo de sus campañas, el encuentro sirvió, como ocurre con estos debates, para que los votantes conocieran mejor las personalidades de los candidatos.

     En ese sentido, Clinton demostró mayor oficio político que Trump, quien tras un inicio vigoroso por sus ataques contra el libre comercio, que desde su perspectiva ha propiciado el éxodo de miles de empleos estadounidenses hacia otros países --México en particular-- se vio posteriormente superado en varios temas como el de la falta de transparencia sobre el pago de sus impuestos, o el de su trato hacia las mujeres, o su forma de hacer negocios que lo han llevado en seis ocasiones a la bancarrota y sin pagar además lo que prometió a sus contratados, además de su desprecio --probablemente racial-- hacia las minorías o las mujeres.

     Incluso cuando Trump intentó atacar a Clinton por su aparente falta de fortaleza física para ser presidenta de los Estados Unidos, el contra-ataque de la candidata demócrata lo dejó mal parado.

     "Cuándo hayas enfrentado 11 horas de comparencencia legislativa, me hablas de fortaleza física", dijo Clinton a Trump en respuesta a su crítica.

     Comentarios como ese, así como en el que recordó a los televidentes que las palabras de Trump reflejan que el candidato republicano "vive en su propia realidad", hicieron aparentemente ganadora a la candidata demócrata del primero de los tres debates.

     De acuerdo a una encuesta de la televisora CNN, 62% de los electores que vieron el debate dijeron que Clinton ganó, contra 27% de Trump.

     Claro que en un inicio el candidato republicano llevó la batuta del debate al acusar a Clinton de apoyar los tratados de libre comercio, incluyendo el que firmó México, Canadá y Estados Unidos su marido, Bill Clinton, en 1993, y que desde la perspectiva de Trump han provocado la pérdida de miles de empleos estadounidenses.

     Frente a esos ataques Clinton no tuvo una respuesta muy directa y sólo dijo que ella buscaría, como parte de su estrategia económica, asegurarse que Estados Unidos conservara una fuerte maquinaria exportadora, al tiempo que buscaría elevar la tasa impositiva a los que más tienen para ofrecer mejores servicios educativos y de salud a la población.

     En este sentido, es difícil saber si la postura de Clinton le permitirá ganar electores en algunos de los estados claves para ganar la elección presidencial como son los estados de Michigan y Ohio, dos entidades que han perdido empleos manufactureros en los últimos años, por el cierre de empresas que no pueden competir o que optaron por mudar sus operaciones a otras naciones con costos laborales menores, como es el caso de México.

     La postura de Trump contra el libre comercio le ha ganado millones de seguidores en Michigan, Ohio y otros estados similares, que al final podrían darle la victoria en la contienda electoral.

     Aunque claro está que las críticas que hizo Clinton a su persona en materia de transparencia, asuntos raciales y conocimiento de la realidad internacional podrían hacer que más estadounidenses se inclinen por la candidata demócrata, quien además ha dicho que mucho de los problemas que viven los trabajadores estadounidenses se deben a las políticas que los gobiernos republicanos apoyaron al inicios del siglo y que provocaron la peor recesión económica mundial en 2008 y 2009 desde la Gran Depresión de los años treinta del siglo pasado.

     Claro que al mismo tiempo, Trump también dibujó a Clinton como una servidora pública que a los largo de los últimos 30 años no ha logrado optimizar la forma en que opera Washington, D.C. para beneficio de los estadounidenses. En ese sentido, Trump continuó mostrando gran habilidad para presentarse como una persona que no es del sistema y que está dispuesto a cambiarlo, aun cuando es una persona que se ha beneficiado del sistema como muestran las ventajas fiscales que ha logrado obtener en diversas ocasiones de las autoridades para su negocio inmobiliario.

 




Cisco podría invertir 4,000 mdd en México
IEnova cierra acuerdo, comprará por 1,143.8 mdd resto de Gasoductos de Chihuahua
Nissan producirá en Aguascalientes nuevo Sentra SR Turbo
Fibra Macquarie se refinancia con nuevos préstamos sin garantías por 159 mdd
NSK invertirá 20 mdd en nueva planta refacciones automotrices en México
Invex lanza app para controlar tarjeta de crédito desde smartphone
Inbursa inaugura el uso de la biometría como método de identificación
La Comer podría invertir hasta 1,400 mdp en nuevas tiendas en 2017
Pemex sofoca incendio en buque-tanque Burgos, no hay heridos
Imagen Televisión inicia transmisiones el 17 de octubre por canal 3

Alpek usa periodo extra para negociar con Petrobras posible compra de filiales
Boston Scientific adquirirá EndoChoice en 210 mdd
Cascade de Gates llega acuerdo con firma de capital de riesgo Bespoke
ICA enfrenta demanda de fondo inversión de EUA por impago de intereses
Deutsche Bank descarta recurrir a ayuda gubernamental por demanda en EUA
Lanxess acuerda compra de Chemtura por dos mil 700 mdd
Pfizer sin dividirse, pone fin a años de especulación
CBOE Holdings comprará Bats en 3 mil 200 mdd
Disney podría estar interesada en comprar Twitter
Renault-Nissan-Microsoft alíados para conectividad, autoconducción

México dice exportaciones caen 2.7%, importaciones 6.4% en agosto vs 2015
Cofece extiende plazo investigación mercado taxis aeropuerto de Cancún
Las reservas internacionales suben en 66 mdd a 175 mil 935 millones
Gobierno, empresarios realizarán Buen Fin 2016 del 18-21 nov.
CFE dice liquidación Ochoa Reza fue legal, algunos dicen choca con austeridad
Cofece investiga servicio autotransporte en aeropuerto Cancún por irregularidades

Medios dicen Clinton supera Trump, electores podrían no estar de acuerdo
OMC dice comercio internacional tiene peor año desde crisis financiera
Shimon Peres, ex presidente de Israel muere a los 93 años
EUA, PMI preliminar de los servicios sube a 51.9 sep; más de lo esperado
EUA, confianza consumidor sube a 104.1 pts. en sep.; más de lo esperado
EUA, índice precios viviendas S&P/CS sube a 5.1%; en línea con lo esperado
EUA, manufacturas Richmond suben a 8 pts. negativo sep.; menos esperado
Alemania, precios de importación caen 2.6% en ago.; más de lo esperado
Brasil, confianza consumidor sube a 80.6 pts. en sep.; más de lo esperado
Banco Mundial reelige a Kim como presidente por 5 años más

Acciones con fuerte movimiento de precio, volumen: Liverpool, Arca, Findep
Cete a 6 meses sube a nivel más alto en 7 años en 4.98%
Televisa recibe alza de recomendación de Credit Suisse a 'outperform'
Axis recabará 420 mdp con 2a llamada de capital de CKD que emitió en 2014
Dividendos, recompra, consejos: Nafin, Banamex, Santander
Calificadoras: Su Casita, Coca-Cola Femsa, Solidaridad
Bolsa cae 1%, cede a presión por debate EUA
Coca-Cola Femsa sufre degradación en su calificación global por parte de Fitch
Rassini recibe alza de calificación de Standard & Poor's de 'BB-' a 'BB'
Bio Pappel paga 25 mdd de la deuda de Bio Pappel Scribe

Unifin con cross-currency swaps elimina el riesgo cambiario de su nuevo bono
Turquía recibe degradación desde ‘Baa3’ a ‘Ba1’ de Moody’s
Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México emite bono verde por 2 mil mdd
Unifin recaba 400 mdd con venta de bonos a 7 años para pagar otros adeudos
Agregar a My Yahoo Agregar a My AOL Suscribir en NewsGator Online
Agregar a Google Reader   RSS de Sentido Común Otros lectores RSS


RADIOGRAFIA DE LOS MERCADOS*
Ayer Anual

IPC 47,731.8 +1.0 +11.1
Dow 18,228.3 +0.7 +4.6
Dólar 19.39 +2.7 -11.3
Euro 21.75 +3.0 -14.1
Cete 28 4.41% +0.14 +1.36
TIIE 28 4.64% 0.00 +1.09
Libor  0.52% 0.00 +0.09
UST-19 1.56% -0.02 -0.66
UMS-19 3.13% -0.13 -0.88
Crudo 36.60 -1.6 +8.7



PUBLICIDAD









OTROS MEDIOS

México 2008