| Actualizado: 08:41:33 hrs.
 
Principal

Noticias

Otros medios

Indicadores

Empleo

Publicidad en SC

Anúnciese ya
Servicio sponsor
BlackBerry

Fuentes

Búsqueda:

   Avanzada                                                     Quiénes somos


Yellen sugiere alza de tasas, Fischer refuerza; mercado reaccion

Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, aparentemente no ofreció una pista contundente sobre el destino de las tasas de interés en ese país, pero sí reconoció que los elementos a favor de un incremento han crecido, algo que además fue reforzado por declaraciones adicionales de otros miembros del banco central.

En su participación en el simposio de Jackson Hole, en Wyoming, Yellen dijo que el panorama económico reciente acercó la posibilidad de un nuevo aumento de las tasas, aunque reiteró que no hay una decisión contundente y que el movimiento depende de la evolución futura de los datos.

La última ocasión que la Fed subió sus tasas fue en diciembre, cuando subió los tipos de interés de referencia por primera vez en nueve años, un cuarto de punto, desde un rango de 0-0.25% hasta uno de 0.25-0.5%. Incluso, se esperaba que este año las tasas de los Fed Funds subieran entre tres y cuatro ocasiones, pero esa expectativa no se materializó.

Sin embargo, luego de meses de temores sobre un bajo desempeño de la actividad económica, dificultades de la inflación para acelerarse a la meta de la banca central y la aparición de choques externos, como la salida de Reino Unido de la Unión Europea o el bajo dinamismo chino, parece que las autoridades monetarias comienzan a ganar confianza.

 “A la luz de sólido desempeño del mercado laboral y nuestra perspectiva para la actividad económica y la inflación, creo que los argumentos para un alza de las tasas de los fondos federales se han incrementado en meses recientes”, dijo Yellen, en su esperado discurso como parte del simposio de Jackson Hole, que se celebra con banqueros centrales del mundo.

Jackson Hole ha ganado reputación en los últimos años porque en este foro se han dado noticias importantes sobre el destino de la política monetaria de Estados Unidos.

“Por supuesto, nuestra decisión siempre dependerá del grado en que los datos futuros confirmen el panorama del comité”, dijo Yellen en su ponencia, al explicar que aún no es momento de dar el alza por descontado.

Estas palabras de la banquera fortalecieron los dichos de otros miembros del Federal Open Market Committe (FOMC), el órgano colegiado de 10 funcionarios de la Fed que toma las decisiones de política monetaria, quienes ya sugerían en días pasados que no estaba fuera de la mesa un ‘apretón monetario’.

La banquera central también dijo que el escenario macroeconómico de la Fed anticipa que sólo serían “apropiadas” alzas graduales de tasas. “A pesar que el crecimiento económico no ha sido rápido, ha sido suficiente para generar mayores progresos en el mercado laboral”.

En un inicio los mercados reaccionaron con tranquilidad al discurso de Yellen, de modo que los mercados de futuros de Chicago Mercantile Exchange (CME) bajaron las probabilidades implícitas de un apretón, el dólar se debilitó frente a varias divisas y las bolsas aumentaron ganancias, pero las palabras posteriores de Stanley Fischer, el vicepresidente de la Fed, reforzaron las expectativas de un alza pronto.

En entrevista con la cadena de noticias estadounidense CNBC, el segundo al frente de la Fed dijo que, tal como había explicado Yellen, los datos recientes conocidos sobre la economía estadounidense validaban la posibilidad de un nuevo aumento de las tasas.

“Los cifras importantes son mejores de lo que han sido durante algún tiempo”, dijo Fischer. Además, respondió que la situación “está al filo de la butaca” para un nuevo aumento del fondeo, incluso hasta en dos ocasiones más este año, aunque esto no se puede saber con certeza hasta conocer los datos.

Así, Fischer puso sobre la mesa la importancia del próximo reporte de empleo del 2 de septiembre, la Nómina no Agrícola, como un factor que “puede pesar” en la decisión del FOMC. “El problema es que en esta economía hay tantos datos todos los días. . .siempre puedes encontrar datos que validen diferentes escenarios”.

Las declaraciones de Fischer presionaron a los mercados y ocasionaron que el tipo de cambio y la bolsa cerraran la jornada en terreno negativo. El peso cerró con una baja de 0.8% frente al cierre previo, que lo llevó hasta 18.54 por dólar, mientras que la bolsa bajó 0.76% hasta ubicarse en 47 mil 369.57.

“Lo interesante es que la reacción inicial del mercado fue a favor de que no subirán tasas a pesar del sesgo restrictivo de la Dra. Yellen. . . el ‘forward guidance’ (guía adelantada) de la Fed ha perdido credibilidad por su bajo poder predictivo de las acciones futuras de la Fed”, dijo Guillermo Aboumrad, director de estrategias de mercado de Finamex, Casa de Bolsa, en un reporte.

La propia Yellen en su ponencia dijo “nuestra capacidad para predecir cómo evolucionará con el tiempo la tasa de fondos federales es muy limitada debido a que la política monetaria deberá responder a cualquier perturbación que pueda golpear a la economía”.

Incluso, las apuestas para un alza de tasas en los futuros del CME subieron a 36% para la reunión de septiembre y ya son mayoría para la reunión de diciembre, con un 46%.

La reunión de septiembre está programada para los días 20 y 21 de ese mes. Si la Fed no sube las tasas en ese encuentro todavía tiene dos oportunidades más este año, en noviembre y en diciembre, para ajustar su política monetaria.

 

 

 

 


Ni exportaciones ni importaciones levantan cabeza en julio

El sector externo mexicano no logró levantar cabeza y extendió la tendencia negativa en que ha estado sumergido desde hace año y medio, luego que el mes pasado tanto las exportaciones como las importaciones registraran nuevos descalabros.

     El bajo dinamismo del comercio mexicano con el exterior se explica en parte por una menor demanda de productos de Estados Unidos, el principal socio comercial de México y destino de casi 80% de las exportaciones no petroleras.

     Las exportaciones mexicanas cayeron 5.2%, mientras que las importaciones disminuyeron 5.6% durante julio, ambas con respecto al mismo mes del año pasado, de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

     Con el desempeño del mes anterior, las exportaciones registran su caída número 18 seguida, mientras que las importaciones tuvieron su décimo descenso consecutivo.

     Hace un año, en julio de 2015, las exportaciones del país bajaron 0.5% y las importaciones disminuyeron 3.4% frente al séptimo mes de 2014, de acuerdo con las cifras de Inegi, como también se conoce al organismo encargado de recabar las cifras económicas y sociales del país.

     En términos mensuales, el desempeño del sector externo del país tampoco es muy alentador. Cierto que tanto exportaciones como importaciones llevan ya dos meses al alza en términos mensuales, pero su desempeño de los últimos dos años sigue siendo muy irregular y continúan mostrando altas y bajas constantes.

     Mes a mes, en términos ajustados por temporalidad, las exportaciones avanzaron 0.5% y las importaciones subieron 0.8% en julio contra junio.

     Con este desempeño, el sector externo reportó un déficit comercial de mil 827 millones de dólares el mes pasado, un nivel mayor al que esperaban los economistas encuestados por Infosel, quienes estimaban un déficit de 887 millones.

     No obstante, este saldo fue menos deficitario que en el mismo periodo de 2015, cuando el déficit de la balanza comercial fue de dos mil 376 millones de dólares.

     Para algunos analistas, el débil desempeño de las exportaciones y las importaciones representa no sólo un bache por el que pasa el sector externo del país, sino que es un mal augurio para otros sectores de la actividad económica mexicana.

     “Consideramos que el reporte de hoy es negativo, ya que las cifras ajustadas por estacionalidad muestran una fuerte contracción de las importaciones de bienes de capital, lo que se reflejará en una caída de la inversión durante el tercer trimestre del año”, escribió Alejandro Cervantes, economista del banco Banorte Ixe, en un reporte.

     La caída de las inversiones del sector privado podría sumarse negativamente al recorte que el gobierno federal realizará al gasto público, algo que muy probablemente también incluirá bajas en las inversiones públicas.

     “Si bien en los últimos reportes de inversión fija bruta hemos observado que las empresas mexicanas han sustituido estas importaciones por maquinaria y equipo nacional, es probable que en el agregado la inversión se vea fuertemente afectada” si se consideran los efectos del recorte que hizo el gobierno para mejorar la percepción fiscal, agregó Cervantes de Banorte.

     Un elemento que al menos deja entrever cierta esperanza sobre el futuro del sector externo mexicano es el que las exportaciones manufactureras avanzaron 0.5% en julio contra junio, su segunda alza mensual consecutiva, principalmente por un alza de 2.8% de las exportaciones automotrices en el séptimo mes del año contra el sexto.

     Este avance es el primero luego de dos caídas consecutivas.

     Claro que en términos anuales, ambos rubros registraron aún caídas contra julio de 2015. Las exportaciones manufactureras bajaron 5.2% y las automotrices 6.1%. 

     Además, si se elimina el sector automotor de las exportaciones manufactureras, éstas registraron una caída de 0.6% en julio contra junio y de 4.7% en términos anuales.


 


ICA, afectada por pérdida cambiaria en segundo trimestre, incrementa deuda

Empresas ICA, la constructora de gran parte del sistema de transporte colectivo Metro de la Ciudad de México, reportó una caída de 43% en el flujo de operación del segundo trimestre de 2016, debido a que la pérdida cambiaria cotrarrestó la desaceleración de la caída de sus ingresos.

     Las ventas en la división de construcción fueron 66% menores a lo reportado un año atrás, y 34% por debajo de lo logrado el trimestre anterior, lo que denota que “los ingresos comienzan a estabilizarse”, dijo la compañía en un comunicado.

     Lo ingresado por aeropuertos, que incluye principalmente a Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), aumentó 21%, gracias al crecimiento a doble digito tanto de los ingresos aeronáuticos como de los no aeronáuticos, la apertura de 11 rutas nacionales y mejoras comerciales.

     Por su parte, las concesiones facturaron para ICA 5% más que durante el segundo cuarto de 2015.

     Tres de las autopistas que administra reportaron alza de ingresos de doble digito, Del Mayab, Rio de los Remedios y Libramiento Ica La Piedad, en tanto que Rio Verde - Ciudad Valle avanzó 5% y el túnel de Acapulco los disminuyó 14%.

     De manera consolidada, ICA redujo 42% su ingreso hasta los nueve mil 42 millones de pesos (490 millones de dólares), derivado, a decir de la compañía, de la conclusión de proyectos en el extranjero.

     La constructora, a la que Fintech le prestó 215 millones de dólares garantizados con participación accionaria, ha reducido 50% sus costos y gastos los últimos 18 meses, lo que incluye la reducción de 54% su plantilla en el mismo periodo.

     La pérdida consolidada de la firma llegó a dos mil 999 millones de pesos (163 millones de dólares), ocho veces la registrada en el segundo trimestre de 2015.

     Con los resultados de este primer semestre del año, la empresa ya sumó 79% de los ingresos que marca su guía anual y duplicó el flujo operativo que esperaba generar al cierre de año, no obstante, la pérdida neta que marcó como meta está rebasada por casi 20 veces.

     Ni los analistas ni los inversionistas vieron con buenos ojos las cifras reveladas por ICA.

     “Los resultados operativos de la empresa continuaron con debilidad y fueron menores a nuestros estimados”, escribió en su reporte José Espitia, analista de la casa de bolsa de Banorte Ixe.

     Para el especialista, la compañía continua enfrentando problemas de liquidez y no parece mejorar la situación de su endeudamiento.

     La constructora, que dejó de consolidar la constructora peruana San Martín en 2015 al reducir su participación, dijo que la principal afectación para su resultado fue la pérdida cambiaria, que ascendió a mil 675 millones de pesos (91 millones de dólares).

     La deuda total de la compañía, que suspendió el pago de sus obligaciones en diciembre del año pasado, sumó 64 mil 556 millones de pesos (tres mil 502 millones de dólares), 17.5% superior a la de hace un año y 3.3% a la reportada al cierre del primer trimestre. El 48.9% de sus pasivos son de corto plazo y 46% del total se encuentra denominado en moneda extranjera, principalmente en dólares.

     El elevado nivel de endeudamiento, aunado a la falta de rentabilidad de su negocio de construcción, garantiza malos resultados para la constructora durante varios trimestres más, según la postura de Alejandra Marcos, analista de Intercam.

     “Faltará mucho tiempo para ver que el negocio de construcción opere de manera rentable, gane contratos y regrese a ser un jugador relevante en la industria de la infraestructura de México”, escribió en su reporte.

     Espitia dijo que la parte principal para conocer el futuro de ICA será la publicación de su plan de de reestructura.

     Nuevamente, la compañía que construyó el Estadio Azteca y la Basílica de Guadalupe no reveló avances respecto de su plan de reestructura de pasivos, y se limitó a decir que “actualmente la empresa enfoca sus esfuerzos en consolidar su reestructura operativa y en asegurar la continuidad del negocio”. 

     Los inversionistas reaccionaron de inmediato a los números de la constructora, llegando a intercambiar la acción a un precio 15.5% debajo del último cierre. La caída se moderó a 9.6% al final de la jornada, en un día en que el principal índice retrocedió 0.8%.

     En lo que va del año, ICA presenta un avance de 2.8%, mientras que el principal indicador del mercado ha subido 10.2%.

     La acción de ICA subió las cuatro sesiones anteriores ante la expectativa de éxito en las licitaciones para construir dos pistas del nuevo aeropuerto capitalino, para las que presentó propuestas.

     El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, la empresa estatal encargada de administrar la actual terminal aérea capitalina, ha retrasado dos veces la publicación de los ganadores, que serán revelados hasta el 2 de septiembre.

 


El dilema de Clinton: una izquierda entusiasta, abrirse a la derecha

Hillary Clinton se encuentra en una posición envidiable, pero también arriesgada.

En todas las métricas imaginables, ella está liderando la contienda presidencial, y de manera muy cómoda. Sin embargo, la candidata presidencial en privado dice a sus allegados que espera que se intesifique el enfrentamiento electoral con Donald Trump, pero por ahora todas las encuestas nacionales y las encuestas estatales narran la misma optimista historia para ella.

Aun asi, Hillary también está inmersa en mundo político e ideológico que por naturaleza ha alienado a las mujeres como resabio de nuestra era primitiva. La energía del Partido Demócrata al que representa está volcada a la izquierda, donde las sospechas sobre sus moderados instintos todavía son muy marcadas.

Mientras tanto, la oportunidad histórica que prácticamente Trump le está ofreciendo a ella está a su derecha, entre los independientes y republicanos moderados que no quieren formar parte de la versión populista, encolerizada y visceral del Partido Republicano que él encabeza.

Todo esto sugiere que en la actualidad hay, en cierto sentido, tres partidos políticos en Estados Unidos: el de los liberales de Bernie Sanders/Elizabeth Warren; el de los iracundos populistas de Donald Trump; y el de los centristas, fiscalmente conservadores y socialmente liberales que buscan dónde colocarse.

Los conservadores ideológicos son los raros que están a la deriva y que pueden hacer las paces con la versión republicana de Trump o esperar poder recuperar al partido cuando él haya terminado de usarlo para sus fines personales.

Clinton está tratando de aprovechar estas tres corrientes. Es decir, ella trata de sosegar a los liberales de su propio partido; volver a seducir a algunos de los blancos de la clase trabajadora tradicionalmente demócratas que están tentados a desertar y apoyar a Trump; y ganarse a los republicanos moderados que ahora están dispuestos a abandonar el barco.

Hacer todo esto a la vez representa un gran desafío. Esa es la razón por la que Clinton tiene un anuncio de televisión que inicia con una promesa de aumentar los impuestos a los estadounidenses más acaudalados e imponer un nuevo impuesto a las empresas que trasladen sus matrices al extranjero, lo que complace a los de izquierda y a los populistas por igual.

Luego, sugiere que invertirá todo ese dinero en nuevos grandes proyectos de infraestructura. Lo que está gustando a los intereses empresariales que desean que se mejoren las redes de transporte y comunicaciones de la nación, así como también a los estadounidenses de clase trabajadora que son quienes obtendrán los puestos de trabajo necesarios para realizar tales mejoras.

Del mismo modo, ella se ha inclinado hacia la visión de Sanders en relación a la cuestión de los costos universitarios, al ofrecer un plan que utilizaría la ayuda del gobierno para hacer gratuita la matrícula universitaria para los estudiantes de familias que perciben 85 mil dólares anuales o menos. En un guiño a la izquierda, eso es un paso hacia la idea de la educación universitaria gratuita para todos y que Sanders estaba promoviendo. Pero en una deferencia al centro, eso es algo menos que la bonanza que Sanders estaba ofreciendo.

La parte fiscalmente responsable de Clinton preocupa acerca de cómo se va a pagar ese delgado plan universitario --mientras que algunos de su partido le dicen que no se moleste en preocuparse por ello.

Si Trump, ni tampoco Sanders trataron de hacer que cuadraran los números de sus planes económicos, ellos argumentan, ¿por qué ella tendría que hacerlo?

En materia de seguridad nacional, Clinton sigue prometiendo, o por lo menos está dando la impresión de que va a ser más estricta de lo que lo ha sido el presidente Barack Obama. Su página electrónica habla de "intensificar" la campaña aérea contra las fuerzas del Estado Islámico en Irak y Siria. Además, en respuesta a los devaneos que le ha dirigido Trump al líder de Rusia, ella ha dicho que va a "enfrentar" a Vladimir Putin.

Esas promesas son lo que cabría esperar de una ex secretaria de Estado que ha demostrado consistentemente un rasgo de línea dura que la coloca en algún lugar de centro-derecha en el espectro de la seguridad nacional.

Esta es una posición que es confortable para los moderados, pero que no coincide ni con las promesas nacionalistas de Trump de revocar los compromisos de formar alianzas en el extranjero, ni tampoco con los deseos de los liberales que abuchearon y corearon "no más guerra" cuando Leon Panetta, ex secretario de Defensa y ex director de la Agencia Central de Inteligencia, habló en la Convención Nacional Democrática.

Clinton se encuentra en el medio de estas grandes y poderosas corrientes.

En contraposición a ese bloque de votantes renuentes de Sanders está la oportunidad histórica que tienen ahora los demócratas de reclamar un terreno significativo en el centro político, gracias a la debilidad que ahí ha mostrado Trump.

Esta situación nos dice dos cosas importantes sobre el futuro. En primer lugar, incluso si gana Clinton, gobernar no le será fácil, ya que todas estas tendencias estarán en el crisol del nuevo Congreso el próximo año.

En segundo, independientemente del resultado exacto de las elecciones presidenciales de este año, ya se inició un reajuste en los dos principales partidos políticos. Estamos en una rara situación y en la que ninguno de los candidatos presidenciales controla de manera plena de su partido. En su lugar, ha empezado una gran diferenciación.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

                                                                                    

Copyright © 2016 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

 


Bonos catastróficos perturban la industria de los seguros

Los bonos catastróficos se inventaron en la década de los noventa para ayudar a las compañías de seguros a mitigar el riesgo de los desastres naturales tales como los huracanes y terremotos. Hoy en día, al igual que las mismas tormentas contra las que protegen, los bonos catastróficos están dando un vuelco al negocio de los seguros.

La popularidad de estos excéntricos valores se ha disparado, impulsada por los planes de pensiones, fondos soberanos y las familias ricas que buscan mejores rendimientos. Bancos de inversión y operaciones de corretaje de las aseguradoras emiten miles de millones de dólares en bonos de catastróficos anualmente.

Hay "bonos catastróficos" que reditúan si demasiadas personas mueren en una pandemia. Otros cubren el problema opuesto de las personas que viven más allá de sus tiempos de vida esperados.

Una unidad de American International Group vendió bonos catastróficos esta primavera para asegurarse contra una potencial erupción de ejecuciones hipotecarias.

Una venta de bonos de Credit Suisse Group de mayo aseguró al banco suizo contra el riesgo de los operadores sin escrúpulos, la piratería cibernética y el fraude contable.

Tradicionalmente, las aseguradoras recaban capital y lo utilizan para respaldar las políticas que son valuadas por los actuarios de las compañías. Para reducir algunos de sus riesgos, las aseguradoras pagan primas a las empresas conocidas como reaseguradoras, un sector de bajo perfil de la industria que funge como seguro para las aseguradoras.

Los bonos de catástrofes han alterado esta forma de hacer negocios. Los bonos son vendidos por compañías aseguradoras o la propia entidad que busca asegurarse; como por ejemplo, un gobierno o una agencia local de tránsito.

Una firma independiente de modelos de riesgo calcula las probabilidades de que ocurra un desastre en particular. Los inversionistas pagan tasas de interés relativamente altas, pero pierden su capital, si ocurre un desastre.

Como resultado, el precio del reaseguramiento está cayendo, al igual que sus beneficios. Estos bonos también le han inyectado una nueva fuente de inestabilidad al mundo de los seguros de otra manera, puesto que los flujos de dinero son impulsados por fuerzas más amplias en el mercado de bonos.

En total, hay 72 mil millones de dólares de bonos catastróficos e inversiones similares en circulación. Un total equivalente a 12% de los 565 mil millones de dólares del capital del negocio de reaseguro.

En general, se espera que se duplique el volumen de los bonos catastróficos y las inversiones asociadas en los próximos años, una señal de que la transferencia del riesgo de la industria de los seguros a los mercados de capitales ha abierto el acceso a una fuente aparentemente ilimitada de fondos.

Eso significa que este nuevo mercado de renta fija "está actuando como una gigantesca compañía de seguros", dijo John Seo, un doctorado en biofísica y ex corredor de seguros de riesgo, que co-fundó Fermat Capital Management en 2001 para invertir en bonos catastróficos y otros valores.

El aumento es parcialmente una consecuencia no deseada de los esfuerzos de estímulo económico de los bancos centrales. Las bajas tasas de interés están motivando a los inversionistas, así como a los fondos de pensiones, a buscar una mayor rentabilidad.

Los bonos ordinarios pagan a los compradores intereses para cubrir el riesgo de incumplimiento por parte del emisor. Con los bonos catastróficos, los pagos compensan a los compradores por asumir el riesgo de eventos extremos, por lo general durante varios años.

United Services Automobile Association, o USAA, patrocinó 250 millones de dólares en bonos catastróficos en mayo pasado para ayudar a cubrir las pérdidas potenciales provocadas por las tormentas, incendios forestales, impactos de meteoritos y una erupción solar de Estados Unidos. Las empresas suelen vender los bonos a través de una entidad formada especialmente para eso.

Si cualquiera de estos desastres se produce en un período de cuatro años y provoca pérdidas en USAA de entre 910 millones y mil 200 millones de dólares, los compradores de la parte de mayor riesgo de la operación perderán parte o la totalidad de su dinero, dijo una persona familiarizada con el acuerdo. Una firma independiente de modelos de riesgo calcula la probabilidad de que haya una pérdida de mil 200 millones de dólares en 7.6%.

A cambio, los inversionistas obtendrán un rendimiento de 11.5% anual, más los intereses del capital que se mantienen en reserva, mismos que se invierten en bonos del Tesoro de Estados Unidos. Los inversionistas que adquieran la parte menos arriesgada, que entra en acción solamente si las demandas exceden los mil 900  millones de dólares, recibirán un interés anual de 3.25%.

Las primas de reaseguramiento que cubren daños catastróficos a la propiedad, la línea de negocios más grande de los reaseguradores, se ha reducido a la mitad desde 2011, de auerdo con Bryon Ehrhart, un alto ejecutivo de la correduría de seguros Aon, en parte debido a este nuevo flujo de dinero. La racha de varios años sin huracanes graves de Estados Unidos está agravando la presión.

Citizens Property Insurance, firma dirigida por el estado de Florida, utiliza una combinación de bonos catastróficos y de reaseguramiento convencionales para comprar tres mil 900 millones de dólares en cobertura del año pasado, 20% más con respecto a 2014. Los ciudadanos también pagan menos: alrededor de 282 millones dólares en 2015, en comparación con los 304 millones del año anterior.

Esto supone un ahorro de gran ayuda para los residentes de Florida como Greg Truax de Tampa. Cuando abrió el paquete de renovación de la póliza de este año de Homeowners Choice Property & Casualty Insurance, vio que su prima había caído 5.7% en relación al año anterior, ahorrándole 233 dólares.

Dulce Suarez-Resnick, una agente de seguros en NCF Associates en Miami, dijo que las tasas más bajas han sido un "salvavidas" para los clientes que están reconstruyendo sus finanzas a raíz de la crisis financiera y la recesión.

Sawgrass Mutual Insurance ha reducido la prima anual de la casa de Suárez-Resnick en 484 dólares, o 15%, desde 2013. "Por suerte las tasas comenzaron a caer y a ser más asequibles", dijo.

Warren Buffett, cuya empresa Berkshire Hathaway posee algunas de las mayores reaseguradoras, tuvo una reacción diferente. Buffett acostumbraba jactarse de la escala y rentabilidad del negocio.

En la reunión anual de Berkshire del año pasado, Buffett se quejó con los accionistas de que el reaseguramiento se había convertido en "una clase de activo de moda". Al enfrentar precios más bajos y una escasa rentabilidad, Berkshire está logrando hacer un menor número de tratos.

Ehrhart, el ejecutivo de Aon, dijo que acostumbraba calificar la reducción de las ganancias "la batalla de seis y 16". Las reaseguradoras históricamente tenían como objetivo rendimientos de 16% anuales. Los fondos de pensiones que compran bonos catastrófico son felices con obtener únicamente 6%.

Sin embargo, el año pasado el rendimiento global de los reaseguradores rastreados por Fitch Ratings había caído a 9.9%.

Durante la década pasada, los rendimientos de los bonos catastróficos superaron a los bonos calificados como especulativos, o basura, en medio punto porcentual y a los valores de alta calidad en más de tres puntos porcentuales.

Traducido por  Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

                                                                                    

Copyright © 2016 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

 

 




Topete pide a Peña Nieto atender desplegado de Gallego por Viabilis
Alsea dejará de utilizar huevo de gallinas enjauladas para 2025, o antes
Grupo Tadco gana contrato con INE, desarrollará plan para nueva sede
Volaris iniciaría operaciones de filial en Costa Rica en 2017
Nemak anuncia cinco cambios directivos, crea nueva unidad
Renaissance nombra Law director operaciones, Labardini country manager
Nikon nombra a Fuji nuevo presidente en México

AB InBev recortará hasta 6,000 plazas tras fusión con SABMiller

México vende 2 ingenios azucareros a Beta San Miguel por 3 mil 398 mdp
México inaugura Libramiento Morelia en Michoacán, invierte 517.1 mdp
INE aprueba anteproyecto presupuesto 2017 que es 5% menor al de 2016

En EUA, el ingreso personal sube 0.4% en julio, gasto aumenta 0.3% NUEVO
En EUA, la economía crece 1.1% en 2do trim. 2016, menos de lo esperado
Déficit comercial EUA cae 8.1% a 59 mil 300 mdd; más de lo esperado
EUA, confianza del consumidor cae a 89.8 pts. en ago.; se esperaba alza
En EUA, gasto consumo personal sube 4.4% 2T16; más de lo esperado
Alemania, confianza consumidor GfK sube a 10.2 pts. sep.; más de lo esperado
En Reino Unido, la economía sube 2.2% en el 2do trim.; en línea con lo esperado

Acciones con fuerte movimiento: Pochteca, Cemex, ICA
Banco Interacciones planea recabar mil 500 mdp con un bono a cuatro años
ABC Leasing recaba 700 mdp con la venta de un bono a cinco años
BNPPPF recaba 700 de mil mdp que buscaba recaudar con reapertura bono
Dividendos, recompra, consejos: Gap
Calificadoras: Culiacán, Coatzacoalcos, ICV, AIG Seguros, Allianz, AXA, Sompo, Veracruz

Mayor fondo pensiones del mundo pierde 52 mil mdd por caída de acciones NUEVO
Agregar a My Yahoo Agregar a My AOL Suscribir en NewsGator Online
Agregar a Google Reader   RSS de Sentido Común Otros lectores RSS


RADIOGRAFIA DE LOS MERCADOS*
Ayer Anual

IPC 47,369.6 -0.8 +10.2
Dow 18,395.4 -0.3 +5.6
Dólar 18.59 -1.2 -7.5
Euro 20.82 -0.5 -10.3
Cete 28 4.23% 0.00 +1.18
TIIE 28 4.59% 0.00 +1.05
Libor  0.52% 0.00 +0.09
UST-19 --% -- -0.65
UMS-19 --% -- -1.03
Crudo 41.09 +0.2 +13.2



PUBLICIDAD









OTROS MEDIOS

México 2008